Crece el covid pediátrico en Córdoba, la otra meca de la presecialidad escolar

 
 
   

“Desde que empezó la pandemia triplicamos la consulta respiratoria y más del 50% del hisopado da positivo”, advirtió una delegada del Hospital de Niños provincial, donde por el aumento de internaciones se amplió la sala covid.

La sala de internación del Hospital de Niños de Córdoba estaba dividida entre covid y no covid. El último fin de semana, ante el aumento de la demanda de internación para casos de coronavirus, la subdivisión del área tuvo que ser derribada para ampliar la cantidad de camas. En el Hospital Misericordia de esa provincia, donde también se atienden pacientes pediátricos, las camas que en la primera ola se habían destinado a adultos ahora están siendo ocupadas por niños y niñas. Córdoba, igual que la Ciudad de Buenos Aires, retornó este lunes a la presencialidad escolar para niveles inicial y primario.

“Mucha información sobre casos pediátricos no hay porque la provincia no lo está publicando, pero sí podemos ver el nivel de ocupación de camas pediátricas. Uno mira eso y ve que la situación está complicada”, dijo el médico cordobés Oscar Atienza, en diálogo con Tiempo. Y agregó que “los chicos este año están más afectados y hay más internados. La mayoría son chicos sanos, sin patologías previas, y muchos están escolarizados. No hay casos graves pero sí requieren internación”, remarcó.

Atienza forma parte de quienes reclaman el cese de la presencialidad escolar en esa provincia. Esta tarde habrá una caravana para exigir educación virtual. “Siempre nos ganan la calle los grupos más reaccionarios. Son 20-30 padres que salen con banderas y el gobierno los escucha. Hay que hacerle escuchar la otra campana para que entiendan que en Córdoba mayoritariamente no queremos presencialidad”, planteó.

De hecho, docentes cordobeses nucleados en distintos gremios decidieron no acatar la decisión del Gobierno provincial de retomar las clases presenciales en el marco de las nuevas disposiciones sanitarias que rigen desde hoy. Darán clases, pero de forma virtual.

"El sistema de salud está colapsado por los elevados niveles de contagios", sostuvo el secretario gremial de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), Oscar Ruibal, quien aclaró que la decisión de su gremio "no se trata de una medida de fuerza. Lo que hemos resuelto es dictar clases pero con modalidad virtual y no presencial".

Desde el Hospital de Niños de Córdoba, la enfermera y delegada de la Unión de los Trabajadores de la Salud (UTS) Estela Giménez contó que la sala para pacientes con covid estaba preparada para diez casos, pero el viernes había una docena y en la guardia de esa noche se internó el número 13. El sábado, ante el colapso de esa sala, se optó por “derribar el tabique que dividía el área y pasar a tener 24 camas”.

“Tenemos pacientes de un mes a 12 años. El hospital los divide en graves y leves, pero un paciente que requiere internación no es leve. Dos casos estaban con respirador”, describió Giménez a este medio. Entre las y los internados de ese hospital, un 50% son bebés y el otro 50% está en edad escolar. “Desde que empezó la pandemia triplicamos la consulta respiratoria y más del 50% del hisopado da positivo”, advirtió la enfermera.

Giménez indicó además que la terapia polivalente –que recibe los casos no covid- “está llena; en invierno solemos llevar la terapia a 16 camas y abrimos una terapia auxiliar para cuatro más, pero no tenemos personal para abrirla. La demanda está”. La delegada enfatizó la falta de médicos y enfermeros y añadió que “el personal está muy cansado, agotado, desanimado. Aún así nadie tira la toalla ni deja que el paciente se venga abajo”.

Delegados de ATE en ese hospital emitieron un comunicado para denunciar que “se encuentra al 100% de ocupación de camas, superada su capacidad de atención por el Equipo de salud y en infraestructura tanto edilicia como de equipamiento e insumos” y que “a la Guardia Central del hospital llegan niños y niñas con distintas patologías y también pacientes con COVID positivo, con madres y padres positivos que son atendidos en el mismo sector y comparten la espera todos juntos sin que se haga cumplir distanciamiento ni distribución de la demanda, luego transitando por el hospital sin medidas control ni cuidados”. Por eso, exigieron al Ministro de Salud y al gobernador, Juan Schiaretti, que evalúen de manera urgente esta decisión de mantener las escuelas”.

Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires son las únicas provincias que, con indicadores de riesgo epidemiológico al máximo y pese a las disposiciones nacionales en sentido contrario, optaron por volver a la presencialidad escolar este lunes. Santa Fe iba a ser parte de este grupo, pero el colapso sanitario llegó a tal nivel que obligó a revisar la medida.